Joyería Flor de la Vida

A partir de $1000 en compras recibe un regalo especial  . Adicionalmente por compras superiores a $1500 recibes 5% de descuento
Showroom de la Joyería:
Quito, Titanium II
Catalina Aldaz y Portugal
CONTACT:
+593 99 517 8167
Contact Us

Carrito

Amor y Bodas Todos

Como cuidar una Piedra Preciosa

Cada joya que llega a nuestra vida tiene un significado especial, lleva en sí un recuerdo, una vivencia, una experiencia inolvidable y tal como atesoramos y cuidamos todo aquello para que permanezca intacto en nuestra mente y en nuestro corazón, así mismo esa joya, protagonista de tan bellos momentos, debe contar con un cuidado y una atención especial para que perdure y nos acompañe por años y hasta por generaciones. Una joya es una obra de arte en miniatura que transmite belleza, poder, energía y las gemas de su estructura entregan fiel y generosamente sus propiedades, cualidades y significados a quien las porta. Joyería Flor de la Vida, siempre atenta y pendiente de responder a las inquietudes y necesidades de sus clientes, desea compartir algunos consejos del cuidado y mantenimiento de las  joyas y diferentes gemas.

Muchas veces vemos que, a pesar del cuidado que damos a nuestras joyas, el tiempo las ha opacado y que su color y brillo ya no son los mismos. Eso significa que siempre va a ser necesario realizar una limpieza periódica para mantenerlas tal y como el primer día cuando salieron de la joyería, entonces nuestra primera recomendación es evitar en lo posible, que las piedras entren en contacto con productos químicos, cosméticos, perfumes y cremas corporales. Es muy importante quitarse las joyas antes de ducharse, de sumergirse en una piscina o de bañarse en el mar. Colócate las joyas una vez que tu piel esté completamente seca y que haya absorbido adecuadamente la crema corporal o el perfume. Las joyas deben ser lo último que te pones al salir y lo primero que te sacas al regresar a casa.

Otra recomendación a tomar en cuenta es mantener las joyas separadas y guardadas en cajitas, joyeros o bolsitas de tela suave, con el fin de evitar que estén expuestas al oxígeno, ya que esta es una de las cosas que más ensucia y quita el brillo de las piezas. Si se trata de pulseras o cadenas es importante guardarlas extendidas para prevenir que se enreden y se rompan.  Hoy en día, existe una diversidad de pequeños muebles y armarios específicamente fabricados para guardar las joyas. Son increíblemente prácticos, porque además de mantenerles resguardadas y protegidas del ambiente, sus compartimentos y ganchos, permiten que siempre estén a la vista y podamos acceder a ellas todo el tiempo, evitando el “oh, no me acordaba de esta joya”que estaba tan bien guardada, que no recordaba que la tenía.

Por lo general, todo tipo de joyería se puede limpiar de manera segura, sumergiéndola en agua tibia con jabón neutro por unos minutos, sin  utilizar productos químicos ni limpiadores abrasivos.  Debes mantener  las joyas alejadas de productos tales como la acetona, el cloro, tintes y fijadores de cabello, del calor excesivo y para ciertas piedras, los cambios bruscos de temperatura. Queremos puntualizar un poco más sobre el cuidado específico de las gemas más conocidas, pero antes que nada, la primera y gran recomendación: nunca limpies tus joyas en el lavabo o en el lavaplatos, ya que siempre está la probabilidad de que se te resbalen y desaparezcan en el desagüe y tengas que pasar por la molestia de tener que llamar al plomero y en el mejor de los casos, desarmar la tubería y recuperar tu joya o enfrentar la triste realidad de que ella decidió emprender el viaje mucho más allá del codo y que nunca más la vuelvas a ver.

Diamantes:

Cuenta la leySabemos que el diamante es la gema con mayor dureza que existe, sin embargo es sensible a romperse en sus aristas a causa de golpes y por falta de cuidado. Además puede rayarse con facilidad si se lo guarda junto a otros diamantes, por lo que hay que evitar su roce y guardarlos por separado. Para la limpieza de tus joyas de diamante y sobre todo para la de tu anillo de compromiso de diamantes, considerando que es un anillo que lo usarás a diario durante toda tu vida, te recomendamos tres maneras sencillas y económicas de limpieza:

1. Cubre completamente la joya con una pasta hecha a base de bicarbonato de sodio, enjuágala en agua tibia y sécala con un trapito, que debe ser de microfibra para evitar que queden pelusas.

2. Mezcla en un recipiente ¼ de detergente líquido para platos con ¾  de  agua tibia, sumerge un cepillo de dientes de cerda suave en esta solución y frota delicadamente el anillo. Seca con el trapito de microfibra. Si el anillo está muy sucio, puedes dejarlo remojando por unos 30 minutos o por toda la noche y luego seguir con el procedimiento indicado.

3. Mezcla ¼ de amoníaco con ¾ de agua, sumerge tu anillo, déjalo por 5 minutos y luego sécalo con el trapito de microfibra.

Amatista:

Las joyas con amatista requieren una limpieza con agua tibia, ya que el agua fría o caliente pueden resquebrajar la gema. Puedes colocar tu joya en agua tibia con detergente neutro de platos y dejarla remojar por unos pocos minutos. Luego enjuagar en agua tibia y dejar secar naturalmente. En este caso, no necesitas del trapito de microfibra, sino de un poco de paciencia para que se seque por sí sola.

Rubí:

Con una limpieza correcta, puedes mantener permanentemente el brillo y el color de esta bellísima gema.  Remoja la joya en un recipiente con agua tibia y detergente líquido durante 10 minutos. Utiliza un cepillo de cerdas suaves para remover las impurezas, enjuaga con agua tibia y seca bien. No utilices nunca pasta de dientes para la limpieza de joyas con rubí, ya que ésta puede rayar la superficie de la piedra. Así como el diamante, el rubí y el zafiro también pueden rayarse entre ellos, por lo que es importante no guardarlos juntos ni llevarlos en la misma mano para evitar que se rocen.

Zafiro:

Para la limpieza de esta gema, tienes que dar un paso previo a la limpieza con agua. Con un paño seco, frota la piedra para remover la grasa y las manchas que se acumulan con el uso. Después procede a sumergir la joya en un recipiente con agua y detergente de platos neutro. Dependiendo de la suciedad, puedes dejarla en remojo unos cuantos segundos o unos 20 minutos. Luego enjuágala con agua del grifo cuya temperatura vaya de tibia a caliente y finalmente sécala con el paño de microfibra o con un paño de joyería.

anillo de conpromiso solitario con un safiro

Esmeraldas:

La esmeralda es una de las piedras más frágiles y delicadas. Las fisuras naturales (jardines) están rellenas de aceite para hacerlas invisibles, pero tanto la exposición al calor como los jabones y detergentes, disuelven estos aceites y las grietas vuelven a hacerse visibles. Por lo tanto, lo más adecuado para su limpieza es simplemente frotarlas delicadamente con un paño de microfibra ligeramente húmedo cada vez que se las use.

Aguamarina

Las joyas con aguamarina también pueden recibir el mismo tratamiento de limpieza con agua tibia, lavavajillas neutro y cepillo suave para remover la suciedad. Esta gema también recibe tratamientos térmicos para mejorar su color azul, por lo cual el calor excesivo puede causar la decoloración de su color.

Turmalina

Con el calor, las turmalinas atraen partículas de polvo que opacan su brillo  y su aspecto se torna mate, por lo cual se debe reforzar su limpieza y cuidar los cambios bruscos de temperatura. Se deben limpiar con agua más bien tibia y con detergente de vajilla neutro, evitando la limpieza al vapor o ultrasónica.

Perla

Para mantener la belleza y delicadeza de las perlas debes utilizar un paño suave y humedecido en agua jabonosa. Si se trata de collares, no se recomienda sumergirlos directamente en agua, ya que un exceso de humedad puede permanecer en los orificios y afectar el hilo de engarce. Deben guardarse una vez que estén completamente secas, en una bolsita de tela o en un estuche de fieltro para evitar que se rayen y que se estire el hilo.  Evitar el contacto con el perfume y la crema corporal, por lo que tus joyas de perla, serán tu toque final, literalmente, antes de salir de casa.

Esperamos que estos consejos te hayan sido de utilidad y te invitamos a conocer más de nuestra joyería, ingresando a nuestra web.

Deja una respuesta

Paperblog