Joyería Flor de la Vida

A partir de $1000 en compras recibe un regalo especial  . Adicionalmente por compras superiores a $1500 recibes 5% de descuento
Showroom de la Joyería:
Quito, Titanium II
Catalina Aldaz y Portugal
CONTACT:
+593 99 517 8167
Contact Us

Carrito

Todos Eventos

Exclusiva competencia ecuestre en Ecuador narrado Por Barbara Luna 

Bárbara Luna, nuestra talentosa encargada del área de marketing y eventos. Con su pasión por la creatividad y su dedicación al detalle comprometida con la excelencia y su visión innovadora, hacen de cada experiencia con Joyería Flor de la Vida un verdadero deleite para los sentidos

Evento ecuestre en la palma polo club

Se realizó un evento ecuestre exclusivo, meticulosamente organizado y auspiciado con esmero por Joyería Flor de la Vida. Las espectaculares placas de premiación lucían un diseño único, I Chop Gerber Club Ecuestre Hipico, Harás Olympia, destacaba como el criadero de los corceles pura sangre, con una meticulosa crianza.

El evento marcaba la inauguración de las mejores pistas hípicas de sud América, con los más modernos métodos de Arquitectura ecuestre EC y la última tecnología de riego. El sistema instalado, EBFlow, permitía una irrigación de abajo hacia arriba, garantizando una humedad completa en la cancha para mayor seguridad y mejor agarre entre jinete y caballo. Este sistema, además de promover el ahorro de agua al evitar pérdidas por el viento como ocurre con los aspersores, fomentaba una mayor unión entre la cancha, el caballo y el jinete, mejorando así el espectáculo.

La cancha, recubierta de tierra arcillosa y con una inversión de medio millón, ofrecía condiciones óptimas para el evento, junto con las estructuras de obstáculos que resaltaban la grandeza y agilidad de los jinetes.

Cada jinete exhibió con gracia su maestría en la silla de montar, desafiando la gravedad con una danza sincronizada entre hombre y caballo. La pista de competición se convirtió en un lienzo donde se tejía la historia de la nobleza y la elegancia, una narrativa que solo los más hábiles y refinados podrían imprimir con sus precisos movimientos en la equitación.

La competencia, enmarcada por la espléndida arquitectura ecuestre que se realizó en la Palma Polo Club, se erigió como un tributo al arte de la equitación.

El evento adquirió un matiz adicional de refinamiento gracias a Joyería Flor de la Vida, maestra en la creación de obras de arte, quien elaboró piezas únicas para este evento.

Destinadas a convertirse en los tesoros que premiarían a los vencedores. Cada medalla, con un grabado único, se convirtió en un testimonio tangible de la excelencia alcanzada en la arena ecuestre, siendo así una joya que perpetuará la memoria de este exclusivo evento.

Deja una respuesta